Alicante bajo lupa: Carlos Mazón anuncia una auditoría general de todo el sector público

La bomba ha estallado en la Generalitat: Carlos Mazón, presidente de la Comunidad Valenciana, anuncia una exhaustiva auditoría para desvelar las entrañas del malgasto y la falta de control que han caracterizado la gestión pública. ¿Cómo afectará este terremoto financiero a Alicante? Vamos a desnudar los detalles más críticos y personales que impactarán directamente en nuestra ciudad.

La situación no podría ser más crítica. Carlos Mazón destapa una realidad desgarradora en la que el 92 % del sector público valenciano ha ignorado las leyes de contratación pública. Este no es solo un problema general, sino un espejo que refleja cómo Alicante ha sido víctima de contrataciones irregulares, gastos descontrolados y, en muchos casos, una gestión cuestionable de recursos públicos.

Las cifras son alarmantes. Durante los últimos cuatro años, el sector público valenciano, bajo el gobierno del Botànic, adjudicó a dedo más de 253,000 contratos por un total de 713 millones de euros. Mazón ha detallado que la auditoría abarcará una evaluación “forensic” para descubrir fraudes y gastos descontrolados. Se enfocará en entidades específicas del sector público, con el objetivo de desentrañar el mal manejo de los recursos públicos y las retribuciones fuera de norma. Se anticipa la eliminación de seis entidades, calificadas por Mazón como “empresas fantasmas”, buscando poner fin al gobierno más caro de la historia.

Estas entidades son la Agencia Valenciana de la Energía cuyas funciones ya realiza la dirección general de Energía del IVACE; la Agencia para la Digitalización y la Ciberseguridad, labor que desempeña la dirección general de las TIC; la Agencia Valenciana de Información y Control Alimentarios que ya llevan a cabo las direcciones generales de Industria y Cadena Agroalimentaria, y de Producción Agrícola y Ganadera; la Agencia Valenciana de Residuos y Economía Circular cuya función realiza la empresa pública VAERSA;  la Agencia Valenciana Cambio Climático, labores ya desempeñadas por la dirección general de Calidad y Educación Ambiental, y la Escuela Valenciana de Administración Pública, que desarrolla la dirección general de Función Pública.

Transparencia como objetivo

Carlos Mazón ha subrayado que el propósito central es lograr que la legalidad, la eficacia, la eficiencia y la transparencia guíen una nueva etapa en el sector público valenciano. En este sentido, se plantea una exposición detallada de la situación para que los ciudadanos conozcan la verdad sobre el malgasto del dinero público. Dentro de este proceso, Alicante, como parte integral de la Comunidad Valenciana, se verá directamente impactada. Mazón enfatiza la necesidad de poner fin al derroche y trabajar hacia una administración más eficiente, considerando el mayor déficit de España y la deuda pública en máximos históricos.

Carlos Mazón, Presidente de la Generalidad Valenciana.

El Consell aprobará la eliminación de entidades ya creadas, pero inoperantes, reorganizando funciones entre distintas direcciones generales para eliminar duplicidades. Este cambio, destinado a optimizar recursos, tendrá consecuencias tangibles en la gestión pública.

Alicante no puede permitirse ser una víctima más de la falta de transparencia y la ineficiencia en el manejo de recursos. La reorganización propuesta por Mazón puede ser el primer paso para cambiar el rumbo, pero es urgente una reflexión profunda sobre cómo las decisiones pasadas han afectado y seguirán afectando a nuestra ciudad. La transparencia y la eficiencia se erigen como pilares fundamentales para construir un futuro más sólido y responsable en la gestión de los recursos públicos.

Alicante no puede quedarse al margen de este terremoto financiero. La auditoría es un llamado a la acción para aquellos que buscan una administración más transparente, eficiente y centrada en el bienestar de la ciudad. Las heridas del malgasto son profundas, pero en la exposición de la verdad y la implementación de reformas reales encontraremos la base para construir un futuro más sólido y responsable.

Daniela Espinosa

Nacida en la soleada ciudad de Alicante en 1993. Siempre fui la que hacía demasiadas preguntas en clase. Estudiante de Comunicación en la Universitat Oberta de Catalunya. Creo firmemente en el poder de las palabras. En SoyAlicante desde 2023.

Total
0
Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículo anterior

Alicante aprueba presupuestos históricos para 2024

Siguiente artículo

La última carta del Peret, ¿seguirá en la Explanada?

Artículos relacionados